sábado, 25 de marzo de 2017

Fragmentos


La distancia más corta entre dos puntos:
la que existe entre el tigre y la gacela.

Ángel González



Ilustración: Lukas Kandl

viernes, 24 de marzo de 2017

Transgresiones


Todo mandato es minucioso
y cruel
me gustan
las frugales transgresiones

Por ejemplo inventar el buen
amor
aprender
en los cuerpos y en tu cuerpo

Oír la noche y no decir
amén
trazar
cada uno el mapa de su audacia

Aunque nos olvidemos
de olvidar
seguro
que el recuerdo nos olvida

Obedecer a ciegas deja
ciego
crecemos
solamente en la osadía

Solo cuando transgredo alguna
orden
el futuro
se vuelve respirable

Todo mandato es minucioso
y cruel
me gustan
las frugales transgresiones.

Mario Benedetti
Ilustración: knees by Mukilteo Casualtie

jueves, 23 de marzo de 2017

Me he despertado de pronto

Me he despertado de pronto,
tú me estabas gritando enfurecido
destrozabas la noche,
rompías en pedazos la materia.
He comprendido entonces
tu obsesión
por las manos manchadas de sangre
También yo mataría,
incluso a ti:
me haces soñar sin tregua,
no me dejas dormir.

Clara Janés


Ilustración: Conrad Roset

miércoles, 22 de marzo de 2017

¿Por qué escribe usted?


Porque el fantasma porque ayer porque hoy:
porque mañana porque sí porque no
Porque el principio porque la bestia porque el fin:
porque la bomba porque el medio porque el jardín

Porque Góngora porque la tierra porque el sol:
porque San Juan porque la luna porque Rimbaud
Porque el claro porque la sangre porque el papel:
porque la carne porque la tinta porque la piel

Porque la noche porque me odio porque la luz:
porque el infierno porque el cielo porque tú
Porque casi porque nada porque la sed

porque el amor porque el grito porque no sé
Porque la muerte porque apenas porque más
porque algún día porque todos porque quizás

Óscar Hahn
Ilustración: Aya Kato

martes, 21 de marzo de 2017

Por lo que no dije...


Por lo que no dije
por lo que no sé deletrear
por las almas apagadas de los chicos
por aquella Lesbos infinita
yo canté una compañera
ardiente en el amor
y alegre en los ritos eleusinos.
Por esa compañera que inició
mi canto
y que habla de muerte en el amor
seguiré diciendo que la vida es una fiesta
y que la fiesta quema a los impostores.

Alda Merini

Ilustración:  Julie Filipenko

lunes, 20 de marzo de 2017

Tal vez en primavera


Tal vez en primavera.
Deja que pase esta sucia estación de hollín y lágrimas
hipócritas.
Hazte fuerte. Guarda miga sobre miga. Haz una fortaleza
de toda la corrupción y el dolor.
Llegado el tiempo tendrás alas y un rabo fuerte de toro o
de elefante para liquidar todas las dudas, todas las
moscas, todas las desgracias.
Baja del árbol.
Mírate en el agua. Aprende a odiarte como a ti mismo.
Eres tú. Rudo, pelado, primero en cuatro patas, luego en
dos, después en ninguna.
Arrástrate hasta el muro, escucha la música entre las
piedrecitas.
Llámalas siglos, huesos, cebollas.
Da lo mismo.
Las palabras, los nombres, no tienen importancia.
Escucha la música. Sólo la música.

Blanca Varela

Ilustración: Anna Berezovskaya

miércoles, 15 de marzo de 2017

10

Si hubiera un castigo -dijo-
sería
no poder
quitar su nombre
ni con uñas,
ni con bueyes,
ni con tinta,
del lugar de la esperanza.

Valeria Pariso
 
Ilustración: Cherri Wood

martes, 14 de marzo de 2017

Barnízate

barnízate
                     te quiero
                                        genio del can-can
                                                                             docena de flores.

Eres toda la tierra
docena de flores
música ciega,
                            eres todos los templos
                            todos los tigres
                            todos los días,
                                                          eres el número de teléfono de Dios.

Tus ojos azules azor de los ojos
tus manos cerradas y el campo abierto y amarillo,
sólo te echo de menos
cuando estás conmigo

cuando estás conmigo
cuando buscas agua en el desierto de mi boca

sólo te echo de menos
cuando estás conmigo,
entonces trago más humo
tengo más miedo
veo más luces.
Van Gogh quiere pintarte los labios antes de morir.

Eres un bosque de un solo árbol,
                                                                   cuando me miras
                                                                   estoy quieto y soy quietud
                                                                   pero cuando no me miras
                                                                   bailo tan salvajemente
                                                                   clavo tantas navajas
                                                                   pienso tan poco en ti

                                              te echo de menos cuando estás conmigo
                                              no existo cuando no estás,
                                              te vas y me convierto en baile
                                              te vas y me convierto en ala.

Si quemas mi tristeza con tu risa
te enamorarás de mí
y dejaré de subir
tantos montes de amargura.


Te escribo para decirte
que eres un almendro de fuego

te escribo para decirte
que no quiero decirte nada
que sólo quiero abrazarte
buscar el calor de tu vida.

Pedro Casariego

Ilustración: Catrin Welz Stein



lunes, 13 de marzo de 2017

La luna, siempre

Redonda, hinchada de frotarse contra el cielo
rasga mi piel con su delgada luz
Cae sobre mi pelo
con la levedad de una sirena
que no se hubiera dado cuenta
que no posee piernas
Solivianta mi sangre
me enciende de locura
me regala una piel fosforescente
y me convierte
aceite hirviendo
en fauna
(cascos y cuernos y cabello desbocado
bajo el lúbrico soplo de lo oscuro)

Ana María Rodas
Ilustración: Anuska Allepuz

jueves, 9 de marzo de 2017

Todo lo que dejé por ti.

Dejé por ti mis bosques, mi perdida
arboleda, mis perros desvelados,
mis capitales años desterrados
hasta casi el invierno de la vida.

Dejé un temblor, dejé una sacudida,
un resplandor de fuegos no apagados,
dejé mi sombra en los desesperados
ojos sangrantes de la despedida.

Dejé palomas tristes junto a un río,
caballos sobre el sol de las arenas,
dejé de oler la mar, dejé de verte.

Dejé por ti todo lo que era mío.
Dame tú, Roma, a cambio de mis penas,
tanto como dejé para tenerte.

Rafael Alberti

miércoles, 8 de marzo de 2017

La gramática miente


La gramática miente
(como todo invento masculino).
Femenino no es género, es un adjetivo
que significa inferior,
inconsciente, utilizable,
accesible, fácil de manejar,
desechable. Y sobre todo
violable. Eso primero, antes que cualquier
otra significación preconcebida.

Ana María Rodas
Ilustración: Anuska Allepuz

martes, 7 de marzo de 2017

Te espero y cada día


Te espero y cada día
me consumo despacio
y me he olvidado de tu rostro.
Me preguntan si mi desesperación
es igual a tu ausencia
no, es algo más:
es un gesto de muerte fija
que no sé regalarte.

Alda Merini
Ilustración: Cherri Wood

lunes, 6 de marzo de 2017

Qué ángel te librará de la tristeza...

Qué ángel te librará de la tristeza
y te despertará un precioso día
sin memoria de lo que te afligía
y te dirá al oído: “Escucha y cesa

tus llantos. En mis brazos no te pesa
la lentitud del tiempo ni la impía
delación de los hombres. Eres mía,
ya no eres de este vano mundo presa.

Asómate a esta fúlgida ventana
por tu dicha adornada. Ya el dolor
se marchitó como una larga flor

cuya sabiduría al fin te sana
al disolverse porque se convierte
en polvo, en ilusión, en otra suerte”.

Silvina Ocampo

Ilustración: Lola Roig

domingo, 5 de marzo de 2017

Corazón mío


Mi corazón bajo la forma de un óvulo palpitante
Eyacula millares de corazones diminutos
Se embaraza a sí mismo y se da a luz
Adentro de tu pecho estás más loco
Me decías mirándome fijamente a los ojos
Y el malhadado corazón
A punto de salírsenos de la boca

Óscar Hahn


Ilustración: Erika Kuhn

sábado, 4 de marzo de 2017

El más hermoso mito inventado por el hombre


El más hermoso mito inventado por el hombre
más hermoso que Dios
o el hermoso ideal del socialismo
y el dinero que acumulan los ricos.
Más hermoso que el odio, la invención más hermosa.
El amor.

Ana María Rodas


Ilustración: Aya Kato

viernes, 3 de marzo de 2017

Búsqueda


Me acaricio el instinto
y lo largo
junto a los otros perros.
Me duelo,
pruebo la muerte
con la punta del miedo.

Susana Thénon
Ilustración: Erika Kuhn

jueves, 2 de marzo de 2017

Fragmento


Me pareció que las llamas de tus ojos
Volarían conmigo hasta el alba.
No pude entender el color,
De tus ojos extraños.
Todo alrededor palpitaba
Nunca supe si eras mi enemigo, o mi amigo,
Y si ahora era invierno o verano.
21 de junio de 1959 Moscú

Anna Ajmátova

Ilustración: Julie Filipenko




miércoles, 1 de marzo de 2017

Carta sin despedida


A veces,
mi egoísmo
me llena de maldad,
y te odio casi
hasta hacerme daño
a mí mismo:
son los celos, la envidia,
el asco
al hombre, mi semejante
aborrecible, como yo
corrompido y sin
remedio,
mi querido
hermano y parigual en la
desgracia.

A veces -o mejor dicho:
casi nunca-,
te odio tanto que te veo
distinta.
Ni en corazón ni en alma
te pareces
a la que amaba sólo
hace un instante,
y hasta tu cuerpo cambia
y es más bello
-quizá por imposible
y por lejano-.
Pero el odio también me
modifica
a mí mismo,
y cuando quiero darme
cuenta
soy otro
que no odia, que ama
a esa desconocida cuyo
nombre es el tuyo,
que lleva tu apellido,
y tiene,
igual que tú,
el cabello largo.
Cuando sonríes,
yo te reconozco,
identifico tu perfil
primero,
y vuelvo a verte,
al fin,
tal como eras, como
sigues
siendo,
como serás ya siempre,
mientras te ame.

Ángel González
Ilustración: Joann Loftus

martes, 28 de febrero de 2017

En una estación del metro


Desventurados los que divisaron
a una muchacha en el Metro

y se enamoraron de golpe
y la siguieron enloquecidos

y la perdieron para siempre entre la multitud

Porque ellos serán condenados
a vagar sin rumbo por la estaciones

y a llorar con las canciones de amor
que los músicos ambulantes entonan en los túneles

Y quizás el amor no es más que eso:

una mujer o un hombre que desciende de un carro
en cualquier estación del Metro

y resplandece unos segundos
y se pierde en la noche sin nombre

Óscar Hahn


lunes, 27 de febrero de 2017

Esta mañana sin importancia

En esta mañana sin importancia
algo está cantando
donde los cabos se vuelven sobre sus laderas
y el cálido Adriático cabalga
su azul y el sol lava
el borde del mundo de sus brillantes acantilados.
El día suena en los altos aires
puro como cigarras, y retardándose
como un pulso humea desde granjas
extinguidas en la tierra agotada;
abierto como un puño sigue adelante.
Los árboles inciensan, refrescan, se derraman
e inundando desperezan las plumas de los pájaros
y sacuden las alfombras desde la ventanas,
cepillan con rocío el esfuerzo,
mientras los jóvenes amantes
ejecutan sus pequeñas resurrecciones.
Besemos ligeramente a todos los que duermen unidos.
Despierta, cariño mío, despierta.
Debajo de la casa, los largos remos plegados
como alas a la espera sobre el oscuro lago,
nos está esperando el impaciente gondolero.


Lawrence Durrell

 
Ilustración: Marc Chagall. Gli amanti in blu 1914